claretUno de los jóvenes que han compartido la Semana Solidaria en la Casa de Granada, cuenta su experiencia: "No sabría por dónde empezar después de haber pasado una semana con estas increíbles personas, tanto los residentes como las hermanas habéis conseguido llegarme al corazón.

Para todos éramos desconocidos, sin embargo, nos recibisteis con un cariño y alegría no vistos en cualquier parte.
He visto a Dios en vosotros. Ver las sonrisas de los residentes por dedicarles un poco de nuestro tiempo hace que te des cuenta de que la verdadera felicidad está dándose a los demás. La dedicación de las hermanas todos los días del año te hace ver que, afortunadamente, en el mundo hay personas que valen muchísimo la pena, personas que lo dan absolutamente todo para dedicarse a ayudar a los que menos tienen.
Sois una gran familia y conseguís haceros felices los unos a los otros.claret2
Gracias, porque también nosotros nos vamos con una sonrisa de oreja a oreja y con todos y cada uno de vosotros en el corazón".