100_2568Desde hace algunas semanas, la Casa del Sagrado Corazón de Málaga le abre las puertas a un pequeño de 14 meses, síndrome de Down, y a su madre. Son marroquíes, de Nador. El pequeño necesitaba urgentemente una operación de corazón para poder vivir. Las Casas del Sagrado Corazón, de acuerdo con su espíritu y carisma, no ponen límites a la edad, al color de la piel, a la nación de origen, lengua...y así, la Casa de Málaga recibe como un regalo a este niño y a su madre Sara.

De forma parecida al proyecto de la Casa de Albacete de acoger a jóvenes de Burkina Fasso mientras se recuperan de las operaciones de corazón, la de Málaga, de forma imprevista y providencial, se ha visto acogiendo a Sara y su hijo, pues de pronto se vieron en la calle con el pequeño enfermo.100_2110

El Hospital Carlos Haya, de Málaga, tiene un convenio con Nador para operar a niños enfermos. Pero son gente muy humilde, sin recursos, y durante su estancia en España, en los días previos a la operación y en el período de convalescencia, no tienen donde dormir ni comer. Sara no sabía dónde resguardarse con su hijo. La noticia llegó a la Casa y las hermanas de Málaga no dudaron en dar cobijo a madre e hijo.

El niño ha sido operado de corazón con éxito y mientras duren las revisiones y controles médicos tienen su sitio en la familia de La Institución Benéfica del Sagrado Corazón. Se han ganado el cariño de todos. Que El Dios de todos, cristianos, musulmanes...les siga bendiciendo y pronto puedan reunirse con su familia en Nador.100_2176