El mes pasado nos dejó "Maruja", la primera acogida de la Casa de Albacete. Tras estar ingresada en el hospital unos días, falleció en la Casa del Sagrado Corazón de Jesús de Albacete. Fueron 54 años los que Maruja compartió y vivió en la Casa, pues el día de la inauguración de la misma en 1964, Maruja ya estaba acogida. Desde su silla de rueda, Maruja ha participado de todos los acontecimientos de la casa y ha viajado en numerosas ocasiones a Lourdes como peregrina para ver a la Virgen. Era la inocencia y amiga de todos. Ahora goza ya de la presencia de Dios.