Estas Navidades, la Casa de Granada luce un nuevo y pequeño Belén en el que han participado todos los acogidos, cada uno desde sus posibilidades. Guiados por dos voluntarias, cada sábado han montado un taller en el que unos recortaban, otros pintaban, otros "esculpían" el material con el que elaborar murallas, palmeras, ... Y ahora, ya terminado lo disfrutan y lo ensean orgullosos a todos los que estos dían les acompañan.