Ángel González es otro de los jóvenes que durante 15 días han acompañado a la familia del Sagrado Corazón en la Casa de almería. Brevemente comparte su experiencia de estos días: "Si he de ser sincero, no estaba muy contento el día que nos dieron la noticia de que iba al hogar de Nazaret. No tenía muchas ganas la verdad, pero eso ha ido cambiando día a día. El primer día un vuelco impresionante.

Conocer a la gente y saber un poco de ellos/as es abrir los ojos y mirar de otro modo. Es un claro ejemplo de esperanza, lucha, entrega, fuerza, servicio y amor. Día a día me voy dando cuenta que estar allí me llena más y más, incluso a la hora de dar abrazos me siento rebosado. ¡ Gracias por estas dos semanas! Ángel González