Durante las fiestas de la patrona, Ntra. Sra. de Begoña, los acogidos de la Casa de Bilbao pudieron disfrutar de una salida al recinto ferial.

Bea Cabello, es otra de los jóvenes que han colaborado en el campo de trabajo de la Casa de Bilbao, y que también participó en la peregrinación a Lourdes el año pasado ayudando como voluntaria. Bea conoce la Institución desde pequeña y colabora con ella continuamente. Este es su testimonio: "Salíamos el miércoles 19 de casa con las maletas llenas de materiales, juegos, ropa y de lo más importante la ilusión por conocer a toda la gente de Bilbao, por sorprendernos, emocionarnos y disfrutar de cada minuto en la casa.

Pilar Dorado es una joven madrileña, que participó en la Peregrinación a Lourdes con motivo del Aniversario de la Madre. Nos cuenta su testimonio de este verano en la Casa de Bilbao, en el campo de trabajo: “Hace poco que he vuelto de lo que puedo decir, una de las mejores experiencias de mi vida. Algo que empezó como una locura de tres chicos que se acababan de conocer, que llevó consigo un gran esfuerzo y trabajo para conseguir que todo saliese como estaba planeado, bueno salió incluso mejor de lo habíamos pensado. Al principio yo iba con un montón de nervios por saber cómo iba a ser todo aquello y a qué nos íbamos a enfrentar, pero en poco tiempo empezamos a congeniar entre los nueve locos que nos juntamos y todavía más con aquellos enfermos que tanto nos han regalado.

 El pasado mes de Julio, un grupo de jóvenes de Sevilla, Madrid y otros lugares de España, han llevado a cabo un campo de trabajo en la Casa de Bilbao. Algunos de los jóvenes se conocieron en Lourdes, con motivo de la Peregrinación llevada a cabo por el 25º Aniversario del Fallecimiento de la Madre Rosario. "Pichi", joven sevillano, perteneciente a los grupos de jóvenes de los SSCC, ha liderado este campo de trabajo, y lo ha enfocado desde la óptica de Dios, para hacer de él una experiencia inolvidable, humana y espiritualmente.

Ángel González es otro de los jóvenes que durante 15 días han acompañado a la familia del Sagrado Corazón en la Casa de almería. Brevemente comparte su experiencia de estos días: "Si he de ser sincero, no estaba muy contento el día que nos dieron la noticia de que iba al hogar de Nazaret. No tenía muchas ganas la verdad, pero eso ha ido cambiando día a día. El primer día un vuelco impresionante.