La Institución Benéfica del Sagrado Corazón de Jesús aspira a que sus Casas sean un foco que irradien la presencia de Dios, mediante el servicio a los enfermos y pobres más necesitados, conforme al Evangelio.

Queremos contribuir para la existencia de una sociedad más justa, solidaria, responsable, participativa y ética, en la que hombres y mujeres con capacidades diferentes reciban una atención integral, eficiente y de calidad, en la que no sean excluidos ni limitados por su discapacidad.